24/09/2017
Asociaciones
  Buscar: 
La morosidad en el sector de la protección pasiva contra incendios
6/09/11

Una de las preocupaciones que se han debatido recientemente dentro del Comité de Productos de Protección Pasiva contra Incendios de TECNIFUEGO-AESPI, Asociación Española de Sociedades de Protección contra Incendios  y Patronal del sector, es el de la morosidad. Al ser un área de actividad ligada al de la construcción se ha visto involucrada de lleno en las dificultades financieras y de liquidez de este sector.

A pesar de la reciente promulgación de la Ley 15/2010 de Morosidad, aprobada hace un año (7-7-2010) de la que se esperaba la solución de una situación que estaba –y está-  atenazando duramente al sector desde hace tres años, se calcula que el 25% de las 450.000 empresas que desaparecieron en España con la crisis pueden deber su cierre a retrasos en los cobros o directamente a los impagos agravado por la morosidad de las administraciones públicas.

Las estadísticas ponen de manifiesto la situación real de las empresas españolas en relación a las del resto de Europa a la hora de cobrar los recibos: mientras la media en la UE está en 57 ó 58 días, en España se cobra a 98.

Cepyme denunció durante el mes de junio que algunas administraciones locales y autonómicas están pagando con retrasos que alcanzan los 500 días. Según esta patronal, la deuda de las administraciones está contribuyendo a la desaparición de empresas y a la destrucción de empleo, por lo que ha exigido que se cumpla la Ley de Morosidad.

Los problemas de financiación y la morosidad son el mismo problema para las pymes, es decir, falta de liquidez que les impide sostener su actividad. “La solución –han comentado fuentes de Cepyme- es que quien deba dinero que lo pague y que las entidades financieras cumplan con su obligación, que es prestar dinero a quien lo necesita".

Y si nos ceñimos al sector de la construcción que es el que repercute de lleno en el de la protección pasiva contra incendios, en unas jornadas de debate dentro de la feria  Construmat de este año,  el director de CEPCO, Luis Rodulfo, puso sobre la mesa una serie de datos bastante inquietantes y que deberían resolverse sin dilación: 

  • “Según el Banco de España, en construcción han empeorado en casi 30 días los plazos medios de pago a proveedores, pasando de 229 a 257 de plazo medio.
  • “El Observatorio contra la morosidad está pendiente de cómo evolucione el final de la Legislatura, pero no dará frutos reales en el transcurso de la misma.
  • “Se está trabajando desde CEPCO en mejorar la Ley de contratos del sector público, las normas del Registro mercantil así como la resolución del ICAC sobre apuntes de los auditores en las cuentas de las empresas sobre el cumplimiento o no de la Ley contra Morosidad.
  • CEPCO respalda la demanda interpuesta por una de sus asociadas, ANEFA, frente a FERROVIAL, por presunto incumplimiento de la Ley contra la Morosidad.
  • “Es posible que se planteen algunas iniciativas más en este sentido, en la medida en la que los fabricantes de materiales de construcción sientan que es intolerable el intento de abuso que padecen en este sentido. Sólo en construcción, la suma de la deuda viva más los intereses acumulados de los últimos años, supera la deuda total de las administraciones públicas”.

Son datos muy serios que muestran la clara preocupación de todo un sector que está arrastrando a otros subsidiarios, y en concreto a este nuestro de la seguridad pasiva contra incendios, y a sus pequeñas y medianas empresas. Por ello, nos preguntamos: ¿se va a cumplir la Ley aprobada hace un año?, ¿se está planteado al Gobierno algún tipo de medida que resuelva –o al menos aligere- esta situación? Esperemos que entre todos podamos encontrar la mejor solución real  que frene este alud que se hace ya insoportable.  


Inicio  |   Quienes somos  |   Contacte con nosotros  |   Aviso Legal
Política de privacidad  |   Enlaces
  © Copyright 2004 CEPCO. Todos los derechos reservados - Última actualización 24/09/2017