16/12/2017
Asociaciones
  Buscar: 
Guia de Prevención de Riesgos Laborales para la industria de cerámica estructural
16/11/06

HISPALYT, organismo asociado a CEPCO, y los sindicatos mayoritarios del sector de la cerámica estructural (la Federación de Construcción, Madera y Afines de CC.00. y Metal, Construcción y Afines de la UGT) han presentado conjuntamente hoy, 16 de noviembre, la “Guía de Prevención de Riesgos Laborales en el Sector de Fabricación de Ladrillos y Tejas de Arcilla Cocida”.

El acto de presentación se ha celebrado en Toledo y ha contado con la participación del presidente de HISPALYT, Miguel Ángel Iturralde; Manuel Fernández López “Lito” (MCA-UGT) y Fernando Serrano (FECOMA-CC.OO). Iturralde ha afirmado que la prevención de riesgos laborales se ha convertido en una prioridad para la industria para este país, señalando que la Guía de Prevención “sitúa al sector cerámico estructural en primera línea en el desarrollo de la cultura de la prevención en el entorno laboral”.

Por su parte, Manuel Fernández (MCA-UGT) ha lamentado la ausencia de una cultura de prevención, señalando que la nueva Guía supone une referencia para evitar accidentes laborales. A su vez, el secretario general de FECOMA-CCOO, Fernando Serrano, ha destacado que “en el sector de ladrillos y tejas ha primado el compromiso de empresarios y trabajadores” en este proyecto. Serrano ha afirmado que la Guía de prevención de riesgos laborales permite ver los peligros y aplicar los elementos correctores, y ha reclamado un esfuerzo a la administración para editar nuevas versiones en otros idiomas para trabajadores inmigrantes.

Ayudas públicas a la prevención

Estas peticiones han sido recogidas por la consejera de Trabajo y Empleo de la Junta de Castilla La Mancha, Magdalena Valerio, quien ha abierto la presentación destacando la importancia que la prevención de riesgos laborales tiene en la política de creación de empleo de la comunidad manchega. Al mismo tiempo, la consejera se ha congratulado por la celebración de un acto que ha reunido a empresarios, sindicatos y la Fundación para la Prevención de Riesgos Laborales, como muestra del elevado compromiso del sector de ladrillos y tejas en esta materia.

El presidente de la Cámara de Comercio de Toledo y del Consejo Regional de cámaras, Fernando Jerez, que ha acompañado acompañando a Magdalena Valerio en la presentación de la Guía, ha incidido en la necesidad de promover la prevención de riesgos laborales en las empresas, tal y como sucede de forma destacada en el sector cerámico de Castilla La Mancha, lo que supone un punto añadido a la cualificación y al rendimiento de las empresas.

Finalmente, el director gerente de la Fundación para la Prevención de Riesgos Laborales, Pedro Montero, ha clausurado el acto ha destacado que las inversiones del sector de ladrillos y tejas en innovación han permitido mejorar la maquinaria, con lo que ha aumentado la seguridad de los trabajadores. Como conclusión final, ha afirmado que “la ley de prevención pretende que no haya que curar a nadie”, un objetivo que es posible si se cuenta con el esfuerzo colectivo de todos: empresarios, sindicatos, trabajadores y administración pública.

Un proyecto común

La Guía de Prevención de Riesgos Laborales en el Sector de Fabricación de Ladrillos y Tejas de Arcilla Cocida proporciona un instrumento destinado a la reducción y supresión de los riesgos laborales y a facilitar una herramienta de consulta base para la información, asistencia y formación de los trabajadores y sus representantes. Una vez consensuado el contenido de la Guía por todos los agentes implicados, ahora el reto de las empresas es poner en práctica las medidas propuestas, de acuerdo con la consideración de  que la prevención de riesgos laborales es un elemento estratégico en la gestión de la industria.

El acuerdo sobre el contenido definitivo de la Guía se alcanzó durante el pasado mes de julio y recoge las conclusiones de los diez meses de dedicación previa que han destinado todos los implicados. En este sentido, la colaboración de las empresas ha sido imprescindible y ha posibilitado que se pueda llevar a cabo un trabajo de campo riguroso, gracias también a la ayuda de los Técnicos y los Servicios de Prevención que han puesto todo el interés en el proyecto. Asimismo, cabe destacar las aportaciones recibidas por los Técnicos de Prevención de Riesgos tanto de CC.OO. como de UGT. Que, con sus observaciones y valoraciones, garantizan la profesionalidad del trabajo efectuado.

La aplicación práctica de las recomendaciones de la Guía favorecerá la competitividad de las empresas reduciendo las bajas laborales y mejorando las condiciones de trabajo de los equipos humanos. 

El análisis global de todos los elementos

La objetivación de las circunstancias laborales se ha efectuado mediante el trabajo de campo con sucesivas visitas a las diferentes empresas, seleccionadas en función del tipo de producto, procesos aplicados, grado de tecnificación y localización, de forma que la muestra fuese suficientemente representativa del sector.

En este sentido, se ha analizado la ejecución de los procesos desarrollados, desde el trabajo en cantera hasta la expedición del producto acabado. También se han estudiado las diferentes técnicas aplicadas, los trabajos en húmedo y seco, ya sean con nivel estándar o alto de mecanización, y todo ello con la gama de maquinaria y equipos empleados.

En los últimos años, el esfuerzo realizado por la industria para introducir mejoras tecnológicas en los procesos de producción se ha traducido en una mejora global de las instalaciones y, en consecuencia, también de las condiciones de trabajo. Los cambios tecnológicos operados en el sector han tenido su traslación a la mejora de las instalaciones y, en consecuencia, a las condiciones de trabajo.

Entre las medidas que han posibilitado el incremento de los niveles de seguridad y salud existentes conviene destacar, por ejemplo, las medidas de seguridad aplicadas a todas aquellas máquinas y equipos de trabajo que, por su antigüedad, o bien no disponían de ellas o resultaban insuficientes. Todos los elementos nuevos de seguridad, junto a los equipos en los que se han instalado, han sido debidamente homologados.

Un sector altamente tecnificado

El tejido industrial cerámico estructural suele estar compuesto por pequeñas y medianas empresas que, sin embargo, ocupan superficies de terreno considerables por las características de su actividad. El número de trabajadores no suele ser elevado ya que el proceso de modernización y la aplicación de innovaciones tecnológicas han reducido considerablemente la necesidad de mano de obra en los últimos años. Actualmente, las más de 400 industrias cerámicas estructural emplean a una media de 30 trabajadores y han logrado consolidar una imagen del sector competitiva, capaz de  afrontar los retos de futuro.

Las principales propuestas: formación, innovación y cultura preventiva

El principal factor preventivo que destaca la guía es llevar a cabo una activa labor de formación e información directa a los integrantes de las plantillas, ya que la aplicación de mejoras tecnológicas poco aportan si no van acompañadas de un uso correcto por parte de las personas que deben manipular la maquinaria.

La guía hace especial hincapié en las condiciones de seguridad asociadas al empleo de la maquinaria y al desarrollo de las tareas de mantenimiento de equipos e instalaciones. Por supuesto, también es importante manejar los vehículos laborales de acuerdo con la normativa, tanto los empleados en la fase de movimiento de tierras como en las etapas de almacenamiento y expedición.

Otras medidas de carácter más general afectan al ámbito de la higiene industrial y del medio ambiente en el trabajo entre las que destacan la adecuación y mejora de las condiciones térmicas a las que están expuestos los trabajadores, especialmente en las fases de producción del secado y la cocción, o la disminución de los niveles de ruido, entre otras.

Por último, existen medidas complementarias a las más importantes ya mencionadas como pueden ser la correcta señalización de los elementos de riesgo en el trabajo, evitar los riesgos de incendios, la implementación de un plan eficaz de evacuación y prestación de primeros auxilios, la vigilancia de la salud de los trabajadores de forma periódica y la investigación de los incidentes acaecidos para evitar su repetición. En definitiva, un conjunto de medidas que forman parte de todos los puestos de trabajo, no sólo de la industria cerámica estructural, pero que conviene tener en cuenta para realizar una correcta y exhaustiva prevención.

Promoción de la actividad preventiva

Desde HISPALYT, la publicación de esta Guía es la constatación de que existe un compromiso claro por la promoción de la cultura de la prevención en la industria. Para lograrlo, es esencial haber contado con el esfuerzo de todos los agentes implicados, como hasta ahora, ya que sin ellos será imposible consolidar el cambio cultural. Los beneficios de una cultura laboral sin riesgos son visibles para todas las partes y, por tanto, es lógico esperar que, en los próximos años, se siga progresando en este ámbito de forma considerable. La publicación de la Guía es un paso decisivo que aporta conocimiento e información para poder aplicar las medidas oportunas en cada momento.


Inicio  |   Quienes somos  |   Contacte con nosotros  |   Aviso Legal
Política de privacidad  |   Enlaces
  © Copyright 2004 CEPCO. Todos los derechos reservados - Última actualización 15/12/2017