08/12/2019
Asociaciones
  Buscar: 
Estrategia Española de Cambio Climática y Energía Limpia, Horizonte 2007-2012-2020
23 de Julio

La ministra de de Medio Ambiente, Cristina Narbona, Presentó en el pasado Consejo de Ministros un Informe sobre la Estrategia Española de Cambio Climático y Energía Limpia, Horizonte 2007-2012-2020, que incorpora las alegaciones y comentarios recibidos a lo largo del periodo de consulta pública, así como las aportaciones de los miembros del Consejo Nacional del Clima y la Comisión de Coordinación de Políticas de Cambio Climático.

Las principales alegaciones recibidas se han referido a la carencia de un Plan de Medidas que contuviera acciones concretas y cuantificadas y que estuviera dotado económicamente. En este sentido, se ha aprobado un Plan de Medidas Urgentes que se ha incluido en la nueva propuesta de Estrategia. El Plan se va a poner en marcha antes de finales de 2007 y contempla más del 65 por 100 de las medidas contenidas en la Estrategia referidas a la mitigación del cambio climático.

Dado que muchas de las medidas a llevar a cabo corresponden a ámbitos competenciales de las administraciones autonómicas, es preciso que la Estrategia se complemente con los correspondientes instrumentos de planificación de las mismas. En particular, el Gobierno ha propuesto a las Comunidades Autónomas que elaboren en 2007 sus respectivas Estrategias, que serán presentadas en la próxima Conferencia de Presidentes.

Facilitar la iniciativa pública y privada

La Estrategia Española de Cambio Climático y Energía Limpia (EECCEL) forma parte de la Estrategia Española de Desarrollo Sostenible (EEDS). La Estrategia de Cambio Climático es un documento que recoge políticas y medidas que contribuyen al desarrollo sostenible en dos ámbitos: el cambio climático y la energía limpia.

La Estrategia pretende abordar simultáneamente los siguientes objetivos:
-Respetar el compromiso internacional asumido por España con la ratificación del Protocolo de Kyoto.
-Preservar la competitividad de la economía española y el empleo.
-Resultar compatible con la estabilidad económica y presupuestaria.
-Garantizar la seguridad del abastecimiento energético.

Por un lado, las medidas presentadas están orientadas a mitigar el cambio climático, paliando sus efectos adversos y reduciendo las emisiones que lo originan. Con ello se hace posible el cumplimiento de los compromisos asumidos por España al ratificar el Protocolo de Kyoto, a la vez que se abordan medidas de más amplio calado que permitirán afrontar con un menor impacto los efectos del cambio climático. Las medidas presentadas facilitarán las iniciativas públicas y privadas encaminadas a incrementar los esfuerzos de lucha contra el cambio climático en todas sus vertientes y desde todos los sectores.

Por otro lado, se plantean medidas para la consecución de consumos energéticos compatibles con el desarrollo sostenible. Estas medidas configurarán una base para la planificación en materia energética de las administraciones públicas y demás entes públicos y privados.

Entre los objetivos destacan el de asegurar la reducción de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero en España, dando especial importancia a las medidas relacionadas con el sector energético; contribuir al desarrollo sostenible y al cumplimiento de los compromisos del gobierno sobre cambio climático, fortaleciendo el uso de los mecanismos de flexibilidad basados en proyectos; e impulsar medidas adicionales de reducción en los sectores difusos: transporte, residencial, comercial, institucional, agrario, residuos y gases fluorados.

La Estrategia Española de Cambio Climático y Energía Limpia, Horizonte 2007-2012-2020 será sometida, finalmente, a la consideración del Consejo Nacional del Clima, junto con el Plan de Medidas Urgentes de la Estrategia y el Plan de Acción de Ahorro y Eficiencia Energética que la acompañan.

Reducción de emisiones y adaptación al cambio climático

La Estrategia Española configura el marco que garantiza el cumplimiento de los compromisos adquiridos por España tras la ratificación del Protocolo de Kioto.

Para asegurar la reducción de emisiones, impulsar la reducción en los sectores difusos, aplicar el Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático y aumentar la conciencia pública y el uso responsable de la energía, la Estrategia recoge 198 medidas, y 75 indicadores para su seguimiento. Las medidas se agrupan en dos áreas: Cambio Climático (con once áreas de actuación) y Energía Limpia (con cuatro áreas de actuación).

Un aspecto de especial relevancia es que la Estrategia no sólo recoge medidas de mitigación, sino que la adaptación juega también un papel destacado. La adaptación al cambio climático es necesaria y complementaria a las acciones de mitigación: el cambio climático representa una fuente de riesgo, ante el cual la adaptación es la respuesta para minimizar los impactos o explotar las oportunidades. La evaluación de este riesgo es una tarea compleja con muchas incertidumbres asociadas, que requiere una aproximación multidisciplinar científica, social y económica.

El capítulo de Cambio Climático abarca un paquete de medidas en once áreas de actuación: cooperación institucional, mecanismos de flexibilidad, cooperación y países en desarrollo, comercio de derechos de emisión, sumideros, captura y almacenamiento de CO2, sectores difusos, adaptación al cambio climático, difusión y sensibilización, investigación, desarrollo e innovación tecnológica y medidas horizontales.

En relación con el capítulo de Energía Limpia y con objeto de reducir paulatinamente la intensidad energética en España, las áreas de actuación donde se establecen medidas son: eficiencia energética, energías renovables, gestión de la demanda, investigación, desarrollo e innovación en el desarrollo de tecnologías de baja emisión de dióxido de carbono.

Medidas

A modo de ejemplo, algunas de las medidas contempladas en ambos capítulos son:

En materia de transporte, elaboración de una norma básica de Movilidad Sostenible e impulsar Planes de Movilidad sostenible como instrumentos preferentes de la actuación de las Administraciones en las áreas urbanas y metropolitanas; y en el sector residencial, la mejora de la eficiencia energética en los edificios, tanto en la envolvente edificatoria como en el equipamiento de la misma, o elaboración de una norma técnica sobre eficiencia y ahorro energético en el alumbrado público.

En relación con la energía limpia, la elaboración de un nuevo Plan de Energías Renovables 2011-2020 que debe colocar a España en posición para contribuir a alcanzar el objetivo de que el 20 por 100 de la mezcla energética de la Unión Europea proceda de energías renovables en 2020

En materia de Investigación, Desarrollo e Innovación, los objetivos se centran en el desarrollo y despliegue de nuevas tecnologías “limpias” energéticas para mejorar la seguridad del suministro, la sostenibilidad y reducir su impacto sobre el medio ambiente. Algunas de las medidas son la creación, en el marco del nuevo Plan Nacional de I+D+i 2008-2011, de una Acción Estratégica de Energía y Cambio Climático, creando una línea para proyectos empresariales con financiación público-privada más grandes y de mayor duración que los instrumentos tradicionales, en el cual las PYMEs puedan alcanzar un papel relevante. 

Asimismo, esta Estrategia aborda las medidas necesarias para optimizar el uso de los mecanismos flexibles del Protocolo de Kyoto y mejoran, al mismo tiempo, el potencial de los mismos como instrumento de cooperación, vector de promoción del desarrollo sostenible en los Pulse aquí si desea descargar este informepaíses anfitriones y apoyo a la actividad internacional de las empresas españolas.
 
Fuente: Consejo de Ministros


Inicio  |   Quienes somos  |   Contacte con nosotros  |   Aviso Legal
Política de privacidad  |   Enlaces
  © Copyright 2004 CEPCO. Todos los derechos reservados - Última actualización 08/12/2019